Saltar al contenido

Noreste de Gran Canaria: 2º día

Ayer os contaba nuestra ruta a Telde, hoy os traigo nuestra excursión a Valsequillo, Ingenio y Agüimes, otros tres municipios que se encuentran en el noreste de la isla, al que dedicamos esta semana.
Empezamos nuestro recorrido por Valsequillo,un pueblo de medianías con unos nueve mil habitantes, y al igual que Telde, antiguo asentamiento de aborígenes canarios. Comenzamos visitando el casco histórico, del siglo XVI y pasamos un buen rato vagando e investigando por sus calles.
Fachada de la iglesia
Javi y yo en la plaza del Ayto.
Había varias estatuas en diferentes lugares del casco urbano
Vista desde el mirador del Colmenar
 Luego nos dirigimos al municipio de Ingenio, para ver también su casco antiguo. La disposición de la ciudad de Ingenio es tal que hay muchísmias cuestas arriba y abajo, ¡menos mal que fuimos en coche!
Plaza de la Candelaria, e iglesia, con las torres siendo rehabilitadas
Un grupo escultórico muy peculiar, pero no fue el único de animales que encontramos ese día
El parque de la Lectura. Apacible, silencioso, con poemas grabados en piedra y bancos para sentarse a leer. Por supuesto, estaba vacío
Detalle de un poema de Lorca grabado en piedra
Otro de los rincones del parque
 Finalmente nos fuimos a Agüimes, ciudad más antigua (y a mi parecer de las más bonitas que hemos visto).
Un callejón estrecho donde Javi hace el tonto ^^
Fachada de la Iglesia de San Sebastián
Otra muestras del morboso arte sacro español
Javi, de tertulia, LoL
Otro de los 'animales' que encontramos en nuestro recorrido
Javi, haciendo el 'egipcio'.
 Una vez que terminamos de visitar las partes históricas de los pueblos de la zona, decidimos visitar el barranco de Guayadeque, uno de los más largos y profundos de la isla, y por el que discurre el cauce de un río ya seco. Cuenta con un museo que muestra la riqueza geológica y natural de la zona, así como la manera en la que vivían los aborígenes canarios, y los campesinos de origen español que se instalaron aquí tras la conquista.
La fachada del museo
Maqueta de la isla, en la que se marca el cauce del barranco de Guayadeque
La única momia que se conservaba allí, de hace 1500 años
 Una vez visto el museo nos vimos en la necesidad de llenarnos la tripa, y fuimos a un restaurante que está excavado en la roca, en el mismo barranco.
Fachada del restaurante
Papas arrugás con mojo, súper típico ^^
 Ya con el estómago lleno y el corazón contento, nos dirigimos a la costa, hasta la desembocadura del barranco, en la playa del burrero.
Desembocadura del barranco en la playa
Vista del muelle y los pescadores
La playa del Burrero
 Seguimos hacia el sur, siguiendo la línea de costa. Las playas del este de la isla son famosas por ser ideales para la práctica de determinados deportes acuáticos, sobre todo de Windsurf.
Vista de la playa de Vargas, donde se practica Windsurf y Kitesurf
La playa del cabrón, una tranquila cala
El faro de Arinaga
 
Vista de la playa de Arinaga
Y hasta aquí nuestra excursión de hoy, hagamos balance de la ruta.
Pros:
Ciudades limpias y cuidadas
Preciosos cascos históricos 
Playas ideales para practicar deportes acuaticos
Mayor explotación turística del legado histórico que en Telde
Muchos restaurantes, sobre todo en Agüimes y Guayadeque
Contras:
Playas en su mayoría no ideales para el baño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *