Saltar al contenido

Hoy es el aniversario de la muerte de mi hermana pequeña.

Las hermanas pequeñas están hechas para sonreír. Sonreír con una sonrisa fabulosa y sincera. Las hermanas pequeñas están hechas para ser felices, niñas eternas que corren por el prado con vestidos de flores, criaturas etéreas y puras que contienen todo lo bueno que hay en el mundo. Las hermanas pequeñas están hechas para tener una vida larga y plena. 
Hoy es el aniversario de la muerte de mi hermana pequeña.
Las hermanas pequeñas deberían ser listas y adorables, deberían hacer carrera, tener un trabajo interesante. Las hermanas pequeñas deberían poder encontrar el amor, casarse con un hombre maravilloso y darte sobrinos a los que mimarás como nunca la mimaste a ella en la infancia, porque no eras más que una niña tonta que le tenía celos, y la llamabas enana, mocosa y le tirabas de las trenzas. 
Hoy es el aniversario de la muerte de mi hermana pequeña.
Las hermanas pequeñas deberían llorar por sus padres cuando estos fallecieran, mesándose los cabellos ante la incomprensión de la muerte, abrazándose a ti cuando devolvieran sus cuerpos al fuego y la tierra, con la confianza que una mujer sólo puede tener con las personas junto a la que se ha criado. Las hermanas pequeñas no están hechas para ser lloradas por sus mayores, por una madre ajada y un padre marchito, las hermanas pequeñas deberían ser inmortales. 
Hoy es el aniversario de la muerte de mi hermana pequeña.

5 comentarios en “Hoy es el aniversario de la muerte de mi hermana pequeña.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *